Páginas vistas en total

martes, 2 de febrero de 2016

Sociedad.

De repente sali a la calle,
todo se habia vuelto negro,
yo estaba atada a mis oportunidades,
mas bien por inseguridades,
no quería, (querían),
que lo conseguiria,
me ponían piedras en el camino,
ni tú, ni yo, ni él, 
podía conseguirlo,
quería ir al colegio sin tener
que cargar el peso pesado,
y no, no me refiero a libros,
pasar las noches cenando
con mi familia,
en vez de a oscuras con 
mi música,
y de repente salí,
porque nada,
debía derrumbarme,
yo tenía mis principios, 
y los iba a conseguir.
Porque nadie me puede
decir como debo de ser,
nadie os debe debe decir
como ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario